Bicicletas Test

TEST Pivot Switchblade ¿5 años son demasiado?

Escrito por Redacción

5 años ha sido el tiempo que Pivot ha necesitado para crear su modelo trail de 29/27.5+. ¿Es demasiado tiempo? Si el resultado es la nueva Switchblade creemos que la espera ha valido la pena.

En la industria del ciclismo 5 años son una eternidad pero para algunas marcas este es un dato sin importancia. El catálogo de Pivot, marca americana de culto, es reducido pero cada uno de sus modelos está hecho con todo el mimo que necesita. La Switchblade es buen ejemplo de ello y si han tardado 5 años será por algo.

Durante ese tiempo la SWITCHBLADE ha sufrido cambios de todo tipo, siempre pensando en minimizar los puntos flacos de toda 29; la rigidez lateral de las ruedas y la longitud de vainas. Para ello, uno de los cambios más importantes que se han introducido es la nueva medida de eje Super Boost Plus 157. Este “nuevo” standard se ha basado en el SRAM X0 DH y es por ello que tiene la misma anchura que los usados en bicis de DH. La diferencia reside en que la anchura del cuerpo es mayor, por lo que no podremos usan ningún buje específico de DH. Con 9 mm de anchura extra se consigue que los radios tengan un ángulo diferente de ataque y se logra un mejor equilibrio entre ambos lados de la rueda, aumentando la rigidez a niveles próximos a los de una rueda de 26 pulgadas. Este nuevo standard, en el que han participado marcas como SRAM, Industry Nine o DT Swiss, consigue a su vez que las vainas sean más cortas y que el espacio que conseguimos para el paso de rueda sea mayor. Este es uno de sus puntos fuertes, ya que con unas vainas de 428 mm la Switchblade tiene las vainas más cortas de su categoría. Gracias al espacio extra que ofrece el nuevo eje, la Switchblade acepta cubiertas de hasta 2.5 en 29 pulgadas y de hasta 3.25 en ruedas 27.5+, algo poco habitual en este tipo de bicicletas. En el caso de las bielas, este nuevo standard no afecta dramáticamente al factor-Q de la bici y será compatible con la mayoría de bielas boost del mercado.

Más allá de este “inquietante” nuevo standard de eje trasero, que en Pivot remarcan que no sustituye al Boost, la Switchblade cuenta con más argumentos de calidad. El cuadro está fabricado íntegramente en fibra de carbono, cuenta con la posibilidad de equipar transmisiones 1x/2x  y el sistema de suspensión sigue confiándose al DW-Link, ya presente en otros modelos de la marca. Éste está adaptado a los 135 mm de recorrido de tiene la Switchblade y está diseñado para equipar horquillas de 150-160 mm de recorrido en la parte delantera. La Switchblade cuenta con la posibilidad de equipar cualquier tipo de transmisión y podremos guiar todo el cableado de forma interna. Como en otros modelos de la marca, la Switchblade cuenta con una entrada para la batería de los grupos Di2 en la zona del pedalier, quedando así muy baja y protegida de las inclemencias del tiempo.

 

En la parte delantera nos encontramos con una doble solución adaptada a la rueda que usemos. Las ruedas de 27,5+ tienen un diámetro sensiblemente inferior a las 29, por lo que Pivot entrega la bici con dos cazoletas inferiores de dirección que usaremos según la rueda que montemos. En las fotos se puede ver la cazoleta indicada para las ruedas plus, que levanta 17mm la parte delantera y podemos usar también con las ruedas de 29. De esta manera levantamos un poco el manillar y lanzamos el ángulo de dirección.

Como dato curioso y muy a tener en cuenta, Pivot ofrece este modelo en 5 tallas (XS, S, M, L, XL), incluidas las XS y S. Esto es algo poco habitual, ya que muchos fabricantes optan por fabricar modelos de 29 sólo a partir de la talla. Todo este alarde de tecnología pesa tan sólo 2,9 kg en talla M (incluido amortiguador) y está disponible en dos colores (azul-rojo y negro-rojo).

Montajes para escoger

La Switchblade existe en muchos montajes, siempre partiendo de la misma base de cuadro+horquilla+amortiguador Fox Kashima. Hay tres gamas diferentes según el nivel de equipamiento (Race, Pro y Team) y de ellas nosotros hemos podido disfrutar de la 29 PRO XT/XTR 1X, un modelo que se sitúa en 7.199€. Si por el contrario preferís montaros la bici vosotros mismos, existe la posibilidad de comprar cuadro y horquilla por separado.

Más allá del amortiguador y horquilla, el montaje de nuestra pivot ha sido de lo más acertado. El grupo escogido es una mezcla de shimano XT-XTR y bielas Race Face Aeffect de 30 dientes. En el casete encontramos un detallito de lujo, ya que se ha montado un piñón grande OneUp de 45 dientes que aumenta las posibilidades escaladoras de la bici. En los frenos se ha escogido fiabilidad, con unos Shimano XT y discos icetech de 180mm/160mm. La calidad de estos frenos es de sobra conocida y sólo le podemos discutir que no se haya optado por montar también un disco de 180mm en la rueda trasera.

En las ruedas encontramos otro de los puntos fuertes de la bici, ya que las llantas DT Swiss Xm421 tienen un ancho interno de 25 mm y son ideales para el perfil trail-enduro de este modelo. Por su parte, los bujes DT Swiss 350 son super finos y ruedan de maravilla, algo que aumenta la versatilidad de la Switchblade. Las cubiertas escogidas son unas Maxxis High Roller 2 en medida 29×2.30 3C MaxxTerra y Exo Protection, que no son ligeras ni demasiado rodadoras pero para bajar son pura seguridad.

El resto de componentes siguen la misma línea de fiabilidad. El precioso manillar de carbono Pivot Phoenix de 740 mm es un poco justo para un uso de puro enduro, pero para opciones trail es perfecto. El sillín WTB Vigo Race es extremadamente cómodo, aunque un poco voluminoso y pesado, pero donde encontramos un componente realmente llamativo es en la tija de sillín Yep Components. La Yep tiene un funcionamiento por cable muy suave y nos recuerda mucho al funcionamiento de las todopoderosas KS. La gran diferencia se encuentra en el mando remoto, que gracias a la curiosa forma que tiene lo podemos colocar en cualquier parte del manillar, siendo incluso accionable con el dedo índice.

A por todas

La Swchitcblade es una bici cómoda. Con la potencia de 50 mm que trae de serie la postura encima de la bici es bastante erguida y nos permite pedalear con comodidad sin sufrir en las lumbares. En subidas empinadas preferimos ir algo más estirados pero para un uso endurero la potencia de serie es perfecta.

A la hora de rodar con ella y de exigirle rendimiento, la Pivot se muestra muy capaz. El sistema de suspensión es muy efectivo y pedalea de maravilla. El tarado del amortiguador tiene muy bien marcadas sus tres posiciones y conseguimos el tacto adecuado en cada situación, algo que parece obvio pero que no vemos tan frecuentemente. En posición abierta el amortiguador es pura sensibilidad, mientras que en la posición más restrictiva se vuelve casi rígida. El comportamiento de la suspensión es progresivo en su tramo inicial y nos permite ir con un buen sag sin miedo a que la bici se hunda excesivamente, mientras que en el tramo medio la bici se vuelve más lineal y aumenta la sensación de absorción bruta.

A la hora de subir lo hacemos con relativa facilidad, siempre que pensemos que estamos en una bici endurera. El peso (13.2 kg en talla M) no es elevado para los componentes que equipa y la elección de utilizar un piñón grande de 45 dientes hace que podamos subir con mucha cadencia. Al pedalear notamos poco movimiento residual, algo inherente al propio sistema DW-Link, con lo que la efectividad está garantizada.

Sin embargo, donde destaca la Switchblade es bajando. Si subiendo y llaneando se comporta dignamente, bajando va por nota. Es una bici tremendamente estable y segura al pasar por curva gracias a una geometría perfecta y un eje de pedalier muy bajo. Con ella conseguimos velocidades altas con una gran dosis de seguridad, algo que nos ha permitido conseguir más de un KOM durante nuestros días de prueba. El cuadro de la Switchblade es muy rígido lateralmente y se nota que evoluciona directamente del modelo Phoenix, el modelo de DH. Esta rigidez se complementa perfectamente con la horquilla Fox 36, que más allá de su extrema sensibilidad es un prodigio de rigidez. En nuestras pruebas utilizamos la cazoleta inferior elevada, lo que nos lanzó más el angulo de dirección y nos levantó un poco el manillar. Con esta configuración la Switchblade es aun más bajadora y te hará sentirte más confiado en los tramos más verticales y complicados, con el único inconveniente de perder algo agilidad a la hora de moverte por terrenos más ratoneros.

 

Compacta, rígida y tremendamente bajadora. La Switchblade puede estar orgullosa de ser una de las bicis trail con mejores aptitudes DH del mercado. Si buscas una bici para todo y el dinero no es problema, la Pivot tiene todo lo que necesitas.

 

Veredicto

La Switchblade nos ha enamorado. Hemos disfrutado de esta bici en todo tipo de salidas pero siempre intentando disfrutar de la velocidad y de los circuitos más complicados. Una vez dominada es una máquina de enduro total que también te permitirá recorrer grandes distancias con facilidad. Endurera, versátil y tremendamente efectiva, sólo el elevado precio de las marcas Premium hacen que no todos tengamos una Pivot.

Funcionamiento: 9.5

Calidad precio: 7

Sobre el autor

Redacción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies