Bicicletas Test

TEST Cannondale Scalpel-SI Carbon 2 Eagle

Escrito por Redacción

Race Ready

Ha llovido mucho desde que a principios del siglo XXI apareciera la primera Scalpel, un modelo de aluminio con vainas “flexibles” de carbono que nacía para ser la dominadora de las carreras XC en un momento en el que las dobles prácticamente no existían en este segmento.

Muchos años después, la Scalpel sigue con la misma idea de siempre, pero adaptada a los tiempos actuales. El XCO ha cambiado radicalmente en los últimos tiempos, y bicicletas como la Scalpel-Si lo ejemplifican perfectamente. De hecho, en Cannondale lo denominan XXC.

La nueva Scalpel está fabricada íntegramente en carbono BallisTec, el mejor carbono de los americanos. Tanto el triángulo principal como la parte trasera están fabricados en este material y, a diferencia del modelo anterior, la bieleta también está fabricada en carbono. Este nuevo modelo hereda muchos de los conceptos estrenados en su hermana rígida F-Si y soluciona los defectos geométricos que se le achacaban al modelo anterior (probado en el número 36).

Para empezar, se ha reducido drásticamente la longitud de la pipa de dirección, uno de los peores problemas del modelo antiguo, dejándola en unos correctos 110 mm. Con ello, tenemos una posición más baja de manillar que nos permite rodar de forma más natural y aumenta la sensación de control en la parte delantera.

Otro de los puntos que cambian es el tubo superior, que ahora pasa a ser más largo (599 mm). De esta manera, se pueden montar potencias más cortas que aumenten la precisión de giro y combinan perfectamente con manillares anchos que mejoran el control en zonas técnicas. A su vez, la parte trasera es más compacta que nunca gracias a la incorporación de la tecnología Ai (Asymmetric Integration), un concepto que se estrenó en la F-Si y que consiste en desplazar el eje de la rueda 6 mm hacia el lado del cassette, centrando la rueda con el tubo de sillín gracias a un desplazamiento lateral de todo el basculante. De esta manera, el aparaguado de los radios está más equilibrado y consigue que la rueda sea un 60% más rígida sin necesidad de utilizar ejes Boost. Este cambio permite, a su vez, acortar las vainas y dejarlas en unos buenísimos 435 mm.

El ángulo de dirección es otro de los puntos que más ha cambiado y pasa a tener 69,5°. Más relajado que el anterior, se complementa perfectamente con la corta potencia y el ancho manillar, pero sobre todo con el nuevo avance de la horquilla, de 55mm. Este cambio tan importante se ha denominado geometría Outfront y es, a la postre, uno de los mejores “avances” que esta bici podría incorporar. Como consecuencia, la Scalpel-Si tiene una distancia entre ejes de 1.118 mm, una medida generosa al tratarse de una XC que la colocan como una de las bicis más estables del segmento.

Más allá de cambios geométricos, la Scalpel-Si también cuenta con la tecnología Si (System Integration) que ya vimos en su hermana rígida. Con el Si, Cannondale diseña la bici como un conjunto donde cada pieza tiene una función concreta y está diseñada para funcionar en armonía con el resto. Este diseño global hace que no podamos cambiar algunas de sus piezas por ser específicas, pero contribuyen a aumentar el rendimiento de la bici en cualquier situación.

El sistema de suspensión sigue fiel al Zero Pivot que ya vimos en el modelo anterior, pero esta vez el anclaje superior del amortiguador se sitúa escondido en el tubo superior. Este sistema confía en la flexión del carbono para poder prescindir de articulaciones en las vainas o tirantes, consiguiendo reducir el mantenimiento, bajar el peso y mantener una buena rigidez lateral a lo largo de los 100 mm de recorrido del amortiguador.

Como buen ejemplo de bici actual, la Scalpel-Si es apta para transmisiones Di2, puede montar una tija telescópica con cableado interno y permite montar transmisiones de uno o dos platos. Está disponible en cinco tallas, dos con rueda de 27,5” (XS y S) y tres con ruedas de 29” (M, L y XL).

Montaje de gala

El montaje de la Scalpel-Si Carbon 2 Eagle es un compendio de piezas de primera calidad. Para empezar, la parte más visible y una de las más representativas de la marca es la horquilla Lefty 2.0 Carbon. Con un funcionamiento revisado para aumentar las capacidades de una bici de puro XC, se caracteriza por ser uno de las mejores
en relación rigidez-peso de mercado. Si a esto le sumamos un funcionamiento muy suave y un mando de bloqueo que controla también el amortiguador, tenemos uno de los mejores argumentos de la bicicleta. Su funcionamiento se combina perfectamente con el amortiguador RockShox Monarch XX, que al accionarse con el mismo mando Full Sprint de la horquilla, consiguen un funcionamiento muy de “competi”. Este amortiguador es una buena opción para una bici de puro XC, pero, comparándolo con la horquilla, es claramente menos absorbente. Su sensibilidad es alta en impactos pequeños, pero en impactos de mayor envergadura su capacidad de absorción queda más limitada.

Otro de los grandes argumentos de la Scalpel-Si Carbon 2 Eagle es el grupo. El SRAM Eagle es la transmisión de moda y sinceramente nos quitamos el sombrero. El monoplato ha seducido a muchos usuarios y el Eagle ha conseguido que los pocos argumentos en contra de este tipo de transmisiones queden completamente olvidados. Sus 12 velocidades y su tremendo piñón de 50 dientes hacen que podamos mover con agilidad un plato de 34 dientes, algo impensable hace poco tiempo.

Las ruedas son 100% Cannondale y están formadas por llantas de carbono CZero y bujes CZero Straight Pull. Cuentan con un ancho interno de 23 mm, una medida muy actual y perfecta para montar cubiertas de anchura media, y vienen con un precioso buje con radios rectos. En marcha se muestran muy sólidas y rápidas, con una buena rigidez lateral que ayuda a esprintar con alegría. Los bujes están en la misma línea, pero el trasero, más allá de contar con un sonido muy estridente, no gira todo lo suave que lo hace el delantero. El conjunto lo rematan unas rodadoras cubiertas Schwalbe Racing Ralph EVO en medida 29×2.25, muy rodadoras y que se defienden correctamente bajando, sobre todo en terrenos compactos. Los frenos son el único componente firmado por Shimano, aunque no se podía haber escogido un modelo mejor. Los Shimano XT con discos de 160 mm Ice Tech son toda una garantía de calidad.

Para acabar, destacamos el resto de componentes Cannondale por su sobria estética y buen funcionamiento. El manillar Zero flat carbon de 760 mm es extremadamente ancho y será del agrado de los más bajadores, aunque nos limite la movilidad en senderos estrechos, mientras que el sillín Prologo Zero II STN es cómodo y tiene una estética muy cuidada.

Sólo le falta el dorsal

Como bien decíamos al principio, la Scalpel-Si Carbon 2 Eagle es pura competición. Sus medidas no son tan radicales como las purasangre de carreras de hace unos años y es algo que agradecemos. Ya no tenemos que sufrir en bicis incómodas, extremadamente rígidas o peligrosas cuesta abajo si queremos llevar una buena bici de XC.

Sus medidas están dentro de la “normalidad” del XC actual, pero destacamos su relajado ángulo de dirección y el largo avance como dos de las cualidades que mejor hacen comportarse a la Scalpel. Es mejor bici bajando que nunca y tenemos una gran sensación de precisión y control en la rueda delantera. La sensibilidad de la horquilla, unida a la gran rigidez de la misma, encajan perfectamente con el ancho manillar y corta potencia, acercando la Scalpel-Si hacia el lado más Trail.

El vertical ángulo de sillín hace que podamos pedalear sentados con buena cadencia durante horas y su postura poco forzada nos permite disfrutar de la bici sin molestias ni posturas imposibles. En este aspecto, su enfoque maratoniano es muy acertado.

A la hora de subir las cortas vainas son las responsables de que la Scalpel-Si se sienta como pez en el agua en senderos ratoneros, a pesar de no contar con un peso súper ligero (11 kg sin pedales). Con las suspensiones abiertas, la Scalpel sube muy bien en terrenos rotos, pero en terrenos más lisos el amortiguador se mueve ligeramente, por lo que recomendamos llevar el bloqueo activado. Una vez bloqueada, se vuelve completamente rígida y da la sensación de ser prácticamente una bici de ciclocross, muy ligera y reactiva a cualquier insinuación de fuerza.

Opinión Experta

Nueva geometría y nuevos componentes para una bicicleta que se reinventa completamente. El XXC de Cannondale ejemplifica perfectamente lo que el XC actual debe ser: bicicletas más capaces y divertidas.

Veredicto

El trabajo de Cannondale en esta quinta versión de Scalpel es elogiable. Han conseguido limar todos los detalles mejorables del modelo anterior, han rebajado el peso, han aumentado la rigidez y han conseguido que la bici sea más efectiva y bajadora que nunca. Han logrado una mejor bicicleta para el profesional del MTB, pero también para el usuario que quiera una bici de primera y que no le importe pagar su precio.

Te gustará

  • Comportamiento equilibrado
  • Horquilla Lefty
  • SRAM Eagle

No tanto

  • Peso
  • Precio

Texto: Alberto Roncero

Fotos: ezesan photography

Sobre el autor

Redacción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies