Rutas Uncategorized

Ruta por el Prepirineo aragonés: Conviértete en un auténtico caballero en MTB

Escrito por Redacción

DSCF0568En Uncastillo (Zaragoza) empieza una de las rutas de MTB más auténticas que se pueden hacer actualmente en nuestro país. Situada al norte de la provincia de Aragón y limitando con Navarra, en pleno Prepirineo aragonés, se encuentra una de las zonas con mayor cantidad de castillos, iglesias, murallas y fortalezas de época medieval, recorridas por infinidad de caminos y senderos. Tradición medieval, zona de batallas y guerras, es uno de los puntos con más historia de la España de la Reconquista. En este territorio inhóspito lucharemos en una cruzada por descubrir nuevos caminos que nos transporten a un pasado lejano, repleto de castillos, armaduras y batallas, siempre a lomos de nuestras MTB.

Texto: Albert Roncero
Fotos: Esteve Ripoll Allué

La Cruzada Medieval BTT es una de las últimas rutas autoguiadas que existen en nuestro país. Cuando nuestros amigos de Rutas Prepirineo nos propusieron realizar una ruta que uniera los puntos más emblemáticos del Prepirineo aragonés, partiendo de la localidad de Uncastillo, no nos lo pensamos. Por delante encontraríamos caminos olvidados que serpenteaban entre castillos, senderos que nos llevarían a saltos de agua cristalina y, sobre todo, paz, mucha paz.

La ruta parte de Uncastillo, localidad situada al norte de la comunidad de Aragón, próxima a la frontera con Navarra. Desde aquí empieza una ruta circular de 217 kilómetros y 5.600 metros de desnivel positivo acumulado, situada en una de las zonas más desconocidas y deshabitadas de la comarca de las Cinco Villas, enlazando sus cumbres más emblemáticas: Puy Moné (1.313 metros) y Santo Domingo (1.509 metros). Se puede realizar en diversos días, de tres hasta seis, aunque si queremos realizarla de otra manera la organización nos montará nuestras vacaciones a medida. Nosotros realizamos la ruta en cuatro etapas, con una media de 60 kilómetros diarios, que sin llegar a ser extenuante es suficiente como para disfrutar del entorno y llegar a casa bastante cansados.

Con la ayuda de un documento PDF que nos entregan al principio y un GPS, la ruta se hace perfectamente. En caso de no tener GPS, la organización nos proporcionará uno. Desde Rutas Prepirineo nos diseñarán la ruta para que únicamente nos tengamos que preocupar de pedalear y disfrutar de la tranquilidad que se respira en la zona. La logística es cosa suya, ya sea asistencia mecánica, transporte de equipaje o gestión de las reservas en los hoteles.

 

DSCF0542Primera etapa

La primera de las etapas parte de Uncastillo en dirección a Sos del Rey Católico, lugar de nacimiento del rey Fernando el Católico (1452) y proclamada capital de la comarca de las Cinco Villas en 1711 (actualmente lo es Ejea de los Caballeros). Esta etapa, de 60 kilómetros y 1.340 metros de desnivel, impresiona por la cantidad de continuos altibajos que tiene, una auténtica etapa rompepiernas que nos lleva por antiguos corrales y humedales hasta la increíble población deshabitada de Peña. La llegada a Sos del Rey Católico nos dejó boquiabiertos, por ser uno de los pueblos con mayor patrimonio histórico y cultural de España, además de estar en un estado de conservación excelente.

 

Segunda etapa

Al día siguiente, la ruta se dirige hacia Undués Pintano y es sensiblemente más corta en kilómetros (38 kilómetros), aunque con un desnivel de 1.260 metros acumulado a partir de una gran cantidad de senderos que ralentizan mucho la marcha, lo que nos obliga a tirar de técnica para avanzar sin problemas. Esta etapa se encuentra en la parte más septentrional de la ruta y nos acerca hasta el pantano de Yesa, tras pasar por minúsculos pueblos poco turísticos pero con mucho encanto. Es una etapa que recordaremos por la gran cantidad de castillos y ermitas que nos encontraremos por el camino y por la baja velocidad media con la que la acabaremos, ya que en algún punto tuvimos que empujar la bici.

 

Tercera etapa

Con 53 kilómetros y 1.580 metros de desnivel, es la etapa reina y tiene como destino Biel. Es en esta etapa donde llegaremos al techo de la ruta, Santo Domingo (1.512 metros), tras una ascensión de más de 800 metros ininterrumpidos desde Longás.

La parte final es especialmente dura, con 2,5 kilómetros y 300 metros de desnivel, que nos regalarán unas vistas del Pirineo impresionantes. Si llegamos muy tocados al final de la ascensión, podemos coger una variante que nos ahorrará el último apretón, aunque os recomendamos que guardéis fuerzas para el final y consigáis llegar a la cima.

 

DSCF0644Cuarta etapa

La etapa final, de vuelta ya hacia Uncastillo, es la más larga (64 kilómetros y 1.290 metros de desnivel) y quizá la más bonita. Desde Biel tomamos un camino de subida que nos llevará al segundo punto más alto de la ruta, Puy Moné (1.303 metros), desde el que tendremos unas vistas privilegiadas de toda la zona, llegando incluso a ver Francia si el día está despejado.

Después de una buena bajada con un tramo final de sendero muy divertido, llegamos a Luesia, desde donde cogimos una pista que nos llevó a uno de los sitios más encantadores de toda la ruta, el Pozo de Pigalo. Se trata de un salto de agua que forma una piscina natural de aguas cristalinas, donde nos podremos remojar si el tiempo lo permite.

Desde allí se sube hacia uno de los puntos más atractivos de la zona, las Torres de Sibirana, restos de un castillo en ruinas acompañados por la ermita de Santa Quiteria, en una de las postales más espectaculares que nos ha regalado esta ruta.

Desde aquí volveremos a subir para empezar a bajar hacia Uncastillo, no sin cierta nostalgia por los caminos recorridos y por saber que la ruta está en sus últimos kilómetros. Atrás dejamos más de 200 kilómetros de naturaleza virgen, fauna salvaje y tranquilidad en mayúsculas.

 

DSCF0704Terreno/Orografía

El terreno en el que nos movimos hace que la ruta sea de dificultad alta, no tanto técnicamente como sí físicamente. Largas subidas hasta cumbres a más de 1.500 metros provocan que tengamos que dar lo mejor de nosotros mismos para completarlas y disfrutar así de unas vistas privilegiadas del Pirineo.

La mayoría de la ruta se realiza por caminos y pistas (80%), mientras que los senderos están muy presentes en las bajadas (12%) y solo tocaremos el asfalto en pequeños enlaces entre caminos. Los senderos son especialmente divertidos, estrechos y con puntos técnicos que los más atrevidos disfrutarán como nadie.

Sin embargo, Miguel, de Rutas Prepirineo, tiene una gran cantidad de variantes que harán que los menos atrevidos disfruten de la ruta sin complejos, ya que la intención de esta ruta es que todo el que venga pueda relajarse y disfrutar del mountain bike en estado puro.

 

Ciclabilidad

La ruta, al rodar prácticamente siempre por pistas y caminos, tiene una ciclabilidad muy alta. Las largas subidas suelen ser suaves, aunque la dificultad la pondrán los kilómetros y las piedras. Los caminos están repletos de piedras y raíces y las plantas del la zona tienen una especial predilección por las cubiertas de carcasa fina, en las que se adentran con facilidad. Las cubiertas tubeless con una buena cantidad de líquido sellante serán nuestras mejores aliadas en esta aventura y nos garantizarán la finalización de la ruta con éxito. Técnicamente no es muy exigente, y si no tenemos mucha pericia sobre la bici no será un problema, porque la totalidad de los puntos complicados de la ruta cuentan con una variante señalizada más asequible en el track que seguimos.

 

DSCF0546-copiaConsejos

Para completar con éxito esta aventura, la mejor opción es contar con una bicicleta cómoda y resistente. Una 29er es la mejor opción por su capacidad rodadora y, si además es de doble suspensión, mejor que mejor. Nosotros escogimos una Santa Cruz Tallboy 2 Carbon y una Trek Superfly FS 9.8 SL, que demostraron ser perfectas para el terreno en el que nos movimos.

Las largas ascensiones y los divertidos descensos por sendero hacen que la capacidad de absorción de las 29er nos permita rodar con mayor facilidad, y si llevamos suspensión trasera, llegaremos a casa sin ningún tipo de molestia. Hay que tener en cuenta que se rueda por caminos con muchas piedras, así que descartamos las opciones completamente rígidas. Por la dureza del terreno, recomendamos cubiertas tubeless o tubeless ready y llevar los recambios básicos (cámara, cadena, cables de cambio, pastillas de freno y patillas de cambio). Hay que tener en cuenta que la absoluta despoblación de gran parte de la ruta nos proporcionará grandes dosis de tranquilidad, pero la cobertura de móvil también escasea en diversos puntos. Si tenemos alguna caída o percance mecánico, la organización nos recogerá sin mayor problema, ya que es un servicio que ofrecen dentro de la misma ruta, pero es preferible rodar en grupo para mayor seguridad y disfrute.

 

CURIOSIDADES

Despoblado de PeñaDSCF0492

En la primera etapa de la ruta (Uncastillo-Sos del Rey Católico) nos encontramos con uno de los lugares más impactantes de toda Navarra: El despoblado de Peña. Se trata de un pueblo abandonado situado en una gran losa de piedra que servía de defensa natural ante los ataques del enemigo, entre los reinos de Navarra y Aragón y también frente al Islam. Este pueblo fue abandonado en los años 50 y como curiosidad, en su cementerio hay enterrado un capitán inglés. Según cuentan los habitantes de la zona, en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, un avión inglés fue alcanzado por las baterías antiaéreas alemanas en Toulouse. El capitán Walker y su copiloto Crow intentaron sobrepasar los Pirineos para poder aterrizar en las llanuras del Ebro. A la altura de Peña el avión no aguantó más y tuvieron que saltar en paracaídas. El copiloto logró aterrizar en Sos del Rey Católico, pero el capitán Warren tubo la mala suerte de quedarse enganchado en la cola del avión. Esto sucedía el día de San Martín, patrón del pueblo de Peña. A la salida de misa todos los habitantes pudieron ver cómo un avión inglés se estrellaba en su pueblo y les arruinaba la procesión. Desde entonces los restos del capitán Warren descansan en el cementerio de Peña.

 

DSCF0808Alojamientos

Durante nuestra ruta nos hospedamos en diversos alojamientos, todos ellos muy cómodos y pintorescos. Nuestro equipaje viajó a cargo de la organización, que nos recogió las maletas en cada hotel y nos las llevaron a destino antes de nuestra llegada con las bicis. De esta manera no es necesario ir cargado con alforjas y la ruta se vuelve más divertida y menos dura.

Posada la Pastora es uno de los hoteles rurales que más nos gustó. Situado cerca de la plaza empedrada de la iglesia de Santa María de Uncastillo, se trata de un edificio antiguo completamente restaurado, en el que modernidad y tradición se dan la mano para que tengas una estancia de lo más cómoda y relajada.

Los Apartamentos Uncastillo son otro tipo de alojamiento, indicados más para familias o grupos, donde podemos hacer vida como si estuviéramos en casa sin dejar de disfrutar del entorno en el que nos encontramos. Además, cuentan con un enorme garaje donde dejar las bicis, lavarlas con una manguera o arreglarlas, ya que tienen un minitaller con todas las herramientas necesarias para arreglar la mayoría de las averías.

 

Otros atractivos de la zona

Además de mountain bike, senderismo o cicloturismo, la zona del Prepirineo aragonés tiene una gran oferta para los acompañantes o para cuando no estemos encima de nuestras bicis. Para empezar, el innegable legado histórico y cultural de la zona lo inunda todo con unos paisajes manchados de constantes torres, castillos, murallas e iglesias. Además, visitar esta zona tiene el aliciente de una gastronomía de primera categoría, donde los platos típicos de la zona (embutidos, chorizos, morcilla…) abundan, y es fácil entablar conversación con los autóctonos por lo cercanos y amables que nos parecieron durante toda la ruta. Esto parece obvio, pero no es algo que pase en todas las zonas de España y que es de agradecer.

Otro de los alicientes de la zona está en su variada fauna ibérica, donde abunda la caza mayor con ciervos, corzos, tejones, jabalís o zorros. Esta zona del Prepirineo, gracias a su variedad de paisajes, alberga una gran cantidad de especies de aves, lo que ha atraído a gente de todo el mundo para verlas en libertad (birdwatching). Es muy fácil mirar al cielo a cualquier hora del día y estar debajo de grandes aves como buitres leonados, alimoches, águilas reales, halcones o quebrantahuesos. En pocas zonas de nuestro país podremos ver tal variedad y cantidad de rapaces, lo que hace de esta zona un destino ideal para poder disfrutarlo también en familia.

 

DSCF0594DATOS DE CONTACTO:

Rutas Prepirineo
www.rutasprepirineo.com
rutas@rutasprepirineo.com
T +34 976 679 499
M +34 680 583 607

En redes sociales:
Facebook: www.facebook.com/RutasPrepirineo
Twitter: twitter.com/RutasPrepirineo
YouTube: www.youtube.com/user/rutasprepirineo
Pinterest: www.pinterest.com/rprepirineo

Sobre el autor

Redacción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies