Bicicletas Test

TEST Especial Bicis XC

Escrito por Redacción

El XC está de moda y las marcas lo saben. Cada temporada las bicicletas XC son más capaces y polivalentes y en los últimos años han  evolucionado hasta un punto inimaginable hace poco tiempo. En este artículo repasaremos los modelos XC que hemos probado durante el último año e intentaremos mostrar qué diferencias hay entre ellas. Todas las bicis que comparamos han sido testadas en las mismas condiciones, por los mismos probadores y en los mismos senderos, para conseguir que la información que aquí exponemos sea lo más objetiva posible. Si estás pensando en cambiar de montura y tienes dudas, esperamos que os sea de ayuda.

BH ULTIMATE (número 51 de MountainBiker)

La BH es una de las pocas bicis rígidas que hemos probado este año y, sinceramente, es una de las que mejor regusto de boca nos ha dejado. El modelo probado tenía un montaje donde primaba la fiabilidad y la durabilidad, algo ideal para el que piense hacerle muchos kilómetros a la bici, pero sin embargo el peso final acabó siendo uno de los más bajos del año. Sus 10.5 kg para una bici montada con ruedas de tipo trail, grupo XT y componentes de aluminio es un peso excelente y deja claro el buen trabajo llevado a cabo en el cuadro.

En cuanto a geometría, la BH es una de las bicis más actuales del mercado. Su relajado ángulo de dirección combinado con un vertical ángulo de sillín define perfectamente lo que una bici de hoy debe ser, sin descuidar un tubo superior largo que combinado con una potencia corta hacen de la BH una de las bicis más manejables y seguras bajando de todas las probadas. Para que os hagáis una idea, esta rígida baja más segura que muchas de las dobles probadas, ahí es nada.

La comodidad es un apartado donde no destacó especialmente. El generoso diámetro de la tija de sillín hace que la bici sea bastante rígida en esta zona y muestre poca flexión que ayude a aumentar la comodidad. De todos modos la BH es bastante más cómoda que las rígidas de hace unos pocos años con lo que este apartado no será un problema para casi nadie.

En conclusión podemos decir que para los enamorados de las rígidas pocas opciones vais a encontrar en el mercado con un comportamiento tan bueno como el de la BH. ES ligera, suficientemente absorbente y destaca por una manejabilidad inusual en una rígida. Sin duda, la BH es una de las mejores bicis del 2017.

 

Trek Procaliber (número 43 de MountainBiker)

La Trek Procaliber es el segundo modelo de rígida que hemos probado este año y para la sesión de fotos contamos con la presencia de Sergio Mantecón, uno de los responsables del diseño final de la bici. Con él estuvimos charlando sobre el diseño de la bici y, al haber participado en él, nos pudo explicar algunos datos realmente interesantes.

La Procaliber se caracteriza por tener una pequeña rótula en la unión entre tubo superior y tubo del sillín que, gracias a un pequeño rodamiento, hace que la tija de sillín tenga una flexión realmente notable. La idea es conseguir aislar al ciclista del terreno para conseguir que siga pedaleando sentado incluso en los terrenos más accidentados. Esta idea viene de los mejores modelos de carretera y en la montaña se ha mostrado muy efectiva.

El modelo que probamos fue el más básico de toda la gama y por tanto equipaba componentes sencillos. Grupo Sram GX, frenos Shimano Deore y horquilla Rock Shox Reba son algunos de sus componentes y durante toda la prueba funcionaron sin problema alguno. El único pero de estos componentes es el peso, que en una bici tan XC como esta suele ser un problema. El peso final de la Procaliber se quedó en unos razonables 11 kg., un peso correcto para los componentes que equipaba pero demasiado para una bici competitiva.

El apartado geométrico es uno de los puntos fuertes de la bicicleta. Como también nos pasó con la BH, la Procaliber es una de las bicicletas con mejor geometría de la temporada, con un perfecto equilibrio entre posición racing y comodidad. Encima de la bici te encuentras a gusto desde el primer momento, con todos los componentes en su sitio y con una sensación de control muy elevada. La dirección tiene un ángulo relajado y la potencia es corta, con lo que su capacidad para superar obstáculos es muy elevada. Las vainas son cortas y su ángulo de sillín suficientemente vertical, con lo que la agilidad al salir de curvas y el pedaleo están bien resueltos.

Sin embargo donde más destaca es en comodidad. No hemos probado nunca una rígida tan soft como esta. Es una sensación extraña y la notamos sobre todo al pasar por rizados y zonas rotas. Tienes la sensación de ir pinchado, como flotando, algo que ayuda a que podamos mantenernos pedaleando con cadencia sin levantarnos del sillín. Lo más curioso es que esta comodidad vertical no está reñida con una elevadísima rigidez lateral, algo indispensable en una bicicleta con claras miras a las competiciones XC.

Como conclusión la Trek la recomendaríamos para quien busque una rígida de pura competición, con un comportamiento compensado y que destaque por ser extremadamente rígida en el pedaleo. Si además buscáis una bici para devorar kilómetros, tiradas largas o carreras maratón, el IsoSpeed será la guinda que remate un pastel 100% XC. Buena geometría, gran rigidez y comodidad extrema, así es la Procaliber.

OLYMPIA F1 TEAM 1S (número 54 de MountainBiker)

La Olympia F1 es la última rígida que hemos probado este año, por lo que tenemos frescas sus impresiones. Se trata de un modelo enfocado a la competición, el ADN de la marca desde sus inicios, hace ya 123 años. La F1 es uno de los modelos más radicales que han pasado por nuestras manos y es el arma perfecta para los apasionados de las carreras XC. Con un peso del cuadro muy ligero (1.050 gramos en talla S), es uno de los más trabajados del año. Detalles como los finos tirantes, el cableado interno o la espectacular pipa de dirección, agujereada para simular la ‘O’ de Olympia, son una pequeña muestra del cuidado y mimo por los detalles de este fabricante transalpino centenario.

Aparte de una estética muy cuidada y de unos colores llamativos, acordes con el carácter de la marca, la Olympia cuenta con unos componentes funcionales y ligeros. Con la base de un monoplato Shimano XT y una horquilla Fox 32 SC Performance, se construye una base sólida y fiable para poder competir sin problemas a lo largo de toda la temporada. No son componentes superligeros, pero sí aguantarán perfectamente el maltrato de las carreras. En cuanto a geometría, la Olympia hace honor a las siglas F1. Se trata de una purasangre de carreras y, como tal, tiene las medidas más radicales de la comparativa. El vertical ángulo de dirección de 71.5° marca el comportamiento de la bici, que es extremadamente ágil de la parte delantera. No se defiende tan bien a altas velocidades, pero en zonas reviradas y subidas explosivas es muy rápida. Con estas medidas y una potencia larga (100 mm), tenemos que ser conscientes de que es una bici que no se deja dominar con facilidad, sino que necesita de unas buenas manos para gobernarla. Por otra parte, el ángulo de sillín es muy vertical, perfecto para pedalear con fuerza, y la zona de la caja de pedalier está sobredimensionada, con lo que obtenemos una gran sensación de rigidez al pedalear con fuerza. Estamos ante un F1 de carreras, y es por ello que las manos del piloto que quieran domarla tienen que ser expertas.

En definitiva, no es una bici apta para principiantes. Ha demostrado ser un cohete en subidas explosivas y que se le dan bien los circuitos ratoneros. Si eres de los que llevan la competición en la sangre, tienes técnica y quieres una máquina lista para dar guerra, la Olympia F1 es tu bici.

LAPIERRE XR (número 52 de MountainBiker)

El gigante francés tiene una gama extensa pero es cierto que en el segmento doble XC necesitaba un cambio. La XR es un perfecto ejemplo de “la espera ha valido la pena”. La XR la hemos probado recientemente (portada en el número 52), con lo que aun tenemos frescas sus impresiones.

El modelo XR 729 equipaba un grupo completo xt 2×11, ruedas Mavic Crossmax Elite de aluminio y la nueva horquilla Rock Shox SID. Sobre el papel esta bicicleta es un modelo específico de XC y su entorno son las carreras, por lo que esperamos de ella un peso contenido. Este fue uno de los pocos inconvenientes de este modelo, ya que 12.5 kg es un peso elevado para esta categoría. Por otra parte es justo decir que el montaje escogido es más  fiable que ligero y que su precio (4000€) es bueno si pensamos que se trata de una doble suspensión de carbono con componentes de calidad. En este aspecto el peso estaría justificado.

Estéticamente la XR es impresionante y es seguramente una de las bicis más bonitas del 2017. Más allá de la estética, la XR nos pareció una bici con una geometría muy buena, en la onda del XC más actual, y es uno de los principales responsables de su buen comportamiento general. En marcha la bici tiene una posición cómoda y se nota un gran control en la parte delantera, algo fundamental en una bici de hoy. Tubo superior largo con potencia corta, ángulo de dirección lanzado y tubo de sillín vertical son los condimentos perfectos para una receta XC actual, con lo que esta XR podemos decir que está a la vanguardia en este aspecto. Sólo le pediríamos unas vainas un poco más cortas para aumentar la agilidad en ciertos momentos, sólo eso.

Su comportamiento es uno de los mejores a nivel global de todo el año. Se ha comportado bien en todos los aspectos y es muy manejable, algo que nosotros valoramos mucho. Es suficientemente rígida y cómoda, ideal para carreras largas, pero su alto peso la condiciona para el uso XC más clásico. Un peso menor haría de esta bici una pura sangre de carreras. A la hora de bajar la Lapierre ha sido una de las más divertidas de todo el año, incluso a pesar del tosco tacto de la nueva SID.

La Lapierre creemos que es una opción ideal para el ciclista más maratoniano, el que busque una bici cómoda y resistente con la que poder afrontar las carreras más largas y técnicas del calendario. No es la más ligera de todas las probadas pero tiene un precio inferior a la media, con lo que el peso queda justificado. Si quieres una bici cómoda, con una geometría que inspira confianza y aun prefieres las transmisiones doble plato, la Lapierre es una gran opción. Además es extremadamente bonita!

ORBEA OIZ (número 51 de MountainBiker)

La Oiz de Orbea ha sido un tremendo éxito de ventas y no podíamos dejar escapar la oportunidad de probar una de las primeras unidades que llegaron a España del modelo 2017. Sobre el papel la bici no ha cambiado mucho, más allá de tener el cableado interno y utilizar ejes pasantes Boost en ambas ruedas.

Si una bici no ha cambiado mucho en su segunda versión significa que la base era buena y esto es lo que ha pasado con la Oiz. Ya habíamos probado el modelo anterior y nos gustó mucho. Una bici de competición, cómoda, rígida y con una gran geometría para el momento. En esta nueva versión seguimos de acuerdo con aquellas sensaciones, maximizado por el hecho de haber disfrutado del mejor modelo de la gama, la  M-LTD. Grupo Sram XX1 Eagle, componentes FSA de carbono, ruedas Crossmax Pro carbón o suspensiones Fox Factory son parte de una larga lista de componentes exclusivos que colocaban a la oiz como una de las bicis más ligeras del año (9.6 kg en talla M). Sin duda el peso ha sido uno de los principales argumentos y marca definitivamente su comportamiento final.

Geométricamente no podemos hablar de una bici 100% actual ya que mantiene la geometría del modelo anterior. No estamos ante una mala geometría pero si es cierto que hay bicis que han ido un poco más allá y la han superado en este aspecto. Por esta razón creemos que un ángulo de dirección más lanzado o un tubo superior más largo le vendrían de maravilla y harían de la Oiz una bici casi imbatible. El resto de medidas son buenas o muy buenas, así que estamos hablando sólo de pequeños detalles.

A la hora de rodar con ella notamos que seguimos ante una bici cómoda. Su tubo superior corto hace que la posición en la bici sea más bien recogida, ideal si no queremos cargar las cervicales, aunque para un comportamiento más clásico de carreras XC quizá necesitemos montar una potencia algo más larga que la que trae de serie. Los componentes de gama alta hacen que la bici sea extremadamente ligera y eso se nota subiendo, uno de los puntos fuertes de la Oiz. Entre el peso y un ángulo de dirección bastante vertical, conseguimos una bici que sube como un tiro, perfecta para subir por senderos técnicos y revirados. Sin embargo estas virtudes se giran en nuestra contra a la hora de bajar a alta velocidad ya que su peso pluma no ayuda a mantenernos pegados al suelo y el ángulo de dirección requiere un extra de atención.

Sin duda, la Oiz es una de las bicis más racing del momento. Con ese peso es capaz de disputar en carreras explosivas y cortas pero también es muy rápida en maratones y carreras más duras, donde el factor comodidad es importante. Si eres un auténtico enfermo de los kilómetros, tienes un buen nivel técnico y puedes permitírtelo, pocas bicis hay en el mercado más competitivas que la Oiz.

 

KTM Scarp (número 42 de MountainBiker)

La KTM scarp ha presentado este año una versión superligera del modelo que pudimos estrenar la temporada pasada. Este año, más allá de las versiones Prestige, puedes contar con la ligerísima versión Sonic, la misma bicicleta pero montada con componentes aun más ligeros. Con esta nueva versión se pretende aumentar las prestaciones de una bici que ha sido una de las revelaciones de la temporada.

La versión Sonic viene de serie con grupo Sram XX1 Eagle, ruedas DT Swiss XRC 1200 y  suspensiones Fox Step Cast. A estos cambios se le suma el hecho de haber mejorado levemente el cuadro y haberle quitado peso, lo que consigue una bici con un peso final de escándalo, 9.1 Kg, el peso más ligero de las probadas este año.

Geométricamente la Scarp sigue igual y no es para menos. En tan sólo un año de vida ha demostrado que tiene una de las geometrías más equilibradas del mercado. Su parte delantera es predecible a pesar de no contar con un ángulo especialmente tumbado, mientras que el ángulo de sillín es realmente vertical (74.5º), permitiendo que pedaleemos con fuerza en una posición ideal. Uno de los puntos donde más destaca es en estabilidad. A altas velocidades su distancia entre ejes hace que sea una bici estable y predecible. Con esto y un tarado de amortiguación realmente aprovechable, la Scarp es de las mejores dobles en este aspecto.

A la hora de apretar los pedales la Scarp es una bici menos radical que algunas de las que aquí presentamos, pero gracias a una geometría especialmente bien diseñada y a unos componentes de autentico lujo, difícilmente se le escapa algún modelo. Es fácil sprintar con ella, sale de curva con soltura y a la hora de subir literalmente vuela. Bajando es una de las mejores y se nota mucho la ligereza a la hora de hacerla cambiar de sentido, saltar o esquivar obstáculos. No es una bici tan rígida como otras, pero esto nos puede ser de ayuda a la hora de trazar rápido por zonas muy rotas, donde cierta flexión nos ayudará a corregir la trazada.

Ligera, cómoda y extremadamente buena a altas velocidades, así es la nueva Scarp. Para todo el corredor de XC que quiera una bici competitiva y de líneas suaves, esta bici es una de las mejores opciones. Baja con soltura y aplomo y el peso es de escándalo. Si te puedes permitir el modelo Sonic puedes estar seguro de que tendrás una de las bicis más ligeras del año.

 

Cannondale Scalpel (número 48 de MountainBiker)

Sin duda ésta ha sido una de las novedades del año y ha sabido encauzar perfectamente lo que el ciclista de hoy pide en una doble XC. La antigua Scalpel pedía a gritos un cambio, sobre todo a nivel geométrico, y con la aparición de la FSI rígida todos pensamos que ese era el camino a seguir. Cuando pudimos probarla por primera vez en Lago del Garda (Italia) estas suposiciones quedaron confirmadas.

La Scalpel que pudimos disfrutar fue el modelo Race, una de las mejores de toda la gama. Con la nueva Lefty Carbon 2.0, componentes XT-XTR y ruedas Enve Carbon M50, pudimos disfrutar de un modelo muy compensado, perfecto para compararla con las versiones anteriores.

Geométricamente la Scalpel ha mejorado mucho respecto al modelo anterior. Ahora es más larga de tubo superior, más baja de la pipa de dirección, tiene el ángulo de dirección más relajado, vainas más cortas y tubo de sillín más vertical. No estamos ante medidas radicales, pero si es cierto que sin ser las mejores del mercado si forman un conjunto que hacen de la Scalpel una bici muy compensada en todos los aspectos.

Una vez en marcha es fácil notar que estas encima de una Cannondale. La Scalpel es uno de los modelos más ligeros del mercado gracias a su conocido Sistem Integration o a componentes propios como la lefty Carbon, por lo que el rodar con ella es muy característico. Es una mezcla perfecta entre rigidez y ligereza. La postura encima de la bici es muy cómoda gracias a la corta potencia, lo que hace que bajando sea también una de las más divertidas. No tiene el ángulo más relajado de todas, pero se defiende perfectamente. A la hora de subir la rigidez y la ligereza son su mejor baza y sus vainas, de las más cortas del mercado, son responsables de que sea extremadamente ágil al salir de curva.

La Scalpel está indicada para el que quiera una bici rígida y ligera, perfecta para competir pero con una geometría que permita el disfrute en cualquier situación. Es una bici que, sin destacar en ningún aspecto, roza la perfección en todos ellos. Perfecta para devorar kilómetros, para atacar en carreras explosivas y sobre todo para divertirse, es una bici que encajara bien prácticamente con cualquier usuario de perfil XC-trail.

 

MSC Blast 29 RRS (número 48 de MountainBiker)

MSC es la tercera marca nacional que aparece en este artículo y esto es algo que nos alegra mucho. No es fácil tener una bicicleta puntera y menos en el sector doble XC, quizá el más complejo de todos. Por suerte MSC ha hecho un gran esfuerzo para conseguir una bici capaz de plantar cara a las reinas de la categoría y sin duda el resultado es muy bueno.

Sobre el papel, el modelo que probamos era el mejor de toda la gama. Sus componentes de gama alta (Fox Kashima, Sram XX1, ruedas MSC carbono, tija KS lev integra…) hicieron que el peso de la bici fuera ligero, algo imprescindible en una bicicleta con perfil XC, pero los 11.8 kg de la MSC se quedaron un poco lejos de los pesos de las más punteras. Hay que apuntar que estamos ante una bici de tipo trail, con 120 mm de recorrido en ambas ruedas y tija telescópica, con lo que la comparación directa con modelos puramente XC no es del todo objetiva.

Geométricamente hablando la MSC tiene una geometría clásica, sin grandes excentricidades. Su tubo superior es suficientemente largo, el angulo de la tija de sillín es suficientemente vertical y la distancia entre ejes es relativamente corta, lo que convierten a esta trail en una ágil devoradora de kilómetros. Sin embargo tiene un angulo de dirección bastante vertical, más porpio del XC, y unas vainas demasiado largas, algo que no acaba de encajar en el perfil trail de la bici.

A la hora de dar pedales, la MSC se comportó como una gran rutera, con una mezcla muy curiosa de bici trail y XC. Del trail adoptaba el extra de recorrido o la tija telescópica, mientras que del XC cogía los ángulos verticales de la dirección o la potencia de 90 mm. Esta combinación de mundos la hizo muy versátil y apta para un gran abanico de usuarios. A la hora de bajar muestra sus límites cuando cojemos mucha velocidad, pero a la hora de pedalear o subir, cuanto más roto y revirado sea el camino, mejor se defiende.

La MSC Blast nos ha parecido una bici muy completa, a medio camino entre el Trail y el XC. Sin destacar en ningún aspecto, su comportamiento global es muy acertado y es una perfecta compañera de rutas para el maratoniano que quiere un extra de recorrido que le ayude a bajar.

Scott Spark RC 900 SL (número 50 de MountainBiker)

Esta es sin duda la bici del año. Más allá de la larga espera, una vez presentada la nueva Spark no ha podido tener mejor prensa por parte de sus corredores: 2 oros olímpicos en Rio. El ADN competitivo de esta bici está claro y la nueva versión 2017 ha llegado con muchas novedades.

La nueva Spark es completamente diferente de la anterior. Atrás quedan las formas y sistemas de suspensión de la antigua Spark, una bici más próxima al trail que al XC puro. La nueva Spark, disponible en versiones puramente XC (versión RC) o trail, ha modificado completamente su geometría y sistema de suspensión. Ahora tenemos un amortiguador colocado paralelo al tubo de sillín, en la parte más baja de éste y colocado al revés de lo que estamos acostumbrados. Este nuevo sistema cambia completamente el funcionamiento de la bici, aunque se sigue sirviendo con el famoso mando de bloqueo Twin block.

Más allá del cambio del sistema de suspensión, la nueva Spark cuenta con una geometría que la hace mucho más competitiva. Sigue la misma línea que el resto de marcas, con un tubo superior largo combinado con potencia corta que aumenta el control y precisión en la parte delantera. Un dato importante es que la pipa de dirección es más corta que la anterior y provoca que el manillar quede más bajo, algo fundamental en una bici de este tipo. El ángulo de la dirección es de los más lanzados, lo que nos permitirá tener una gran seguridad en zonas con desnivel, y el ángulo de sillín es suficientemente vertical, sin ser de los más verticales del año. Las vainas si son realmente cortas y hacen de la bici un auténtico cohete al salir de curvas lentas, mientras que la distancia entre ejes es más bien larga, ideal para mantener la trayectoria a altas velocidades.

Como no podía ser de otra forma, la Spark sigue la estela dejada por el anterior modelo pero mejorándola en todo. Es más compacta, más ligera y sobretodo más rígida. Su sistema de suspensión no es tan lineal pero si más aprovechable y los cambios geométricos hacen de la nueva Spark una bici mucho más capaz de lo que a simple vista pueda parecer. Ideal para el purista del Xc que quiera una bici ligera, compacta y con buenas dosis bajadoras, algo innata si pensamos que Nino ha tenido algo que ver en su desarrollo.

Texto: Alberto Roncero

Sobre el autor

Redacción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies